Slackline


La slackline es una cuerda floja que con práctica puedes llegar a dominar.

Puede ser desde una actividad muy sencilla hasta un deporte extremo. Es una actividad  que te reta en equilibrio y concentración.

Practica caminar y cruzar de un lado a otro y si lo logras sin caer, puedes intentar nuevos trucos.

Extiende tus manos y muy concentrado empieza paso a paso a caminar.